De muy lejos vino la tradición pagano religiosa que festeja el nacimiento del Niño Dios con bailes, disfraces, villancicos, representaciones teatrales, comicidad, picardía, como una manera de celebrar las grandes fiestas del calendario cristiano.

En las puertas de las iglesias se escenifican el nacimiento del Niño Dios y este acto tan sencillo origino el más viejo ancestro de teatro español. Los hombres representan papeles femeninos frente a las iglesias, donde se tocaban diversas piezas musicales de carácter religioso, ésta era una costumbre muy antigua donde aparecían viejos pastores, las pastorcitas y diversas formas de representación de las fuerzas del mal.

 

De estas manifestaciones festivas nace la danza de los pastores, que se celebra en diversos pueblos de Venezuela, particularmente en Aguas Calientes y San Joaquín, del Estado Carabobo, San Miguel de Boconó, Estado Trujillo, Chuao y El Limón del Estado Aragua.

Con este ritual hallamos un encuentro de culturas, que explican nuestro múltiple mestizaje, incluyendo los instrumentos musicales que allí se utilizan: cuatro, de origen español; furruco, de origen africano; la pandereta, de origen oriental y la maraca, de origen indígena.

En Carabobo las Danzas de los Pastores de Aguas Calientes, a través de los años se ha convertido en una tradición muy importante, que la población adora y venera, y que a su vez se han traducido en Fiestas Patronales de la Parroquia Aguas Calientes.

La Secretaria de Cultura organiza este Encuentro de Pastores, donde agrupaciones del estado Trujillo, Aragua, San Joaquín y Aguas Calientes han mantenido la tradición de adorar al Niño Jesús, con las características propias de cada región, este evento ha tenido por sedes el Municipio Montalbán y Guacara, transformándose estos municipios en las regiones folklóricas donde la comunidad conoció de cerca el significado de esta tradición pagano religioso, considerada como una de las manifestaciones más ancestrales de nuestro país. Las cofradías integrantes cuentan con una tradición de cientos de años mantenidas por la fe de quienes la conforman.

Los Pastores de Aguas Calientes

Una de las manifestaciones populares tradicionales que en nuestro país tiene fecha de nacimiento es el Baile de los Pastores de San Joaquín.

En 1918 llega a esta población proveniente de Aguas Calientes la familia Beltrán Ruiz; la madre Estefanía Ruiz junto a sus cinco hijos se establece para dedicarse al cultivo de la tierra.

Esta familia trae un legado cultural sumamente importante, Asunción Beltrán y su hermano José Ruiz eran hijos, nietos y bisnietos de Pastores de Aguas Calientes, además se habían formado como bailadores con el maestro Pedro León. Este fervor y devoción al Niño fue transmitido por los hermanos Beltrán Ruiz a los amigos, vecinos, agricultores y conuqueros en San Joaquín, quienes se mostraban dispuestos a participar en el acto llenos de fe y devoción.

En Septiembre de 1920 se inician los ensayos y el primer baile se realiza el 24 de diciembre de ese mismo año “… en un solar ubicado entre la hacienda El Carmen y el Barrio La indiana…” (Moreno Alejo) siendo guiados por Asunción Beltrán como cachero, Tomas Navarro como primer pastor y José Ruiz como primera pastorcilla.

Al día siguiente la parranda de los Pastores acompañó la imagen del Niño Jesús por las calles del pueblo. Es así como nace la devoción que con el correr de los años se ha hecho tradición en la población.

Los personajes que intervienen y participan en la manifestación son de acuerdo al orden los siguientes:

El Estrellero:“Precede la parranda… llevando una estrella de David tridimensional en lo alto de un cayado…”

Cargadora:Junto al ángel, única participación a las mujeres; carga la imagen del Niño Jesús trasladándola desde la casa de la señorita Luisa Camacho hasta la Iglesia o donde se le requiera.

El Ángel: Representado por una niña simboliza el Arcángel Gabriel; realiza el diálogo en el Altar Mayor de la Iglesia en la misa de Gallo mientras los pastores yacen dormidos.

El Grupo de Parranda:
Musicos ejecutantes de cuatro, furruco, tambora y charrasca. Son los encargados de interpretar los diferentes ritmos que se realizan. Una de sus características es la de improvisar versos durante el Villano y el Levanten Pastores

El Cachero.
Responsables de establecer el orden y coordinar las figuras durante la realización del baile. Lleva en sus manos unos cuernos de res adornados vistosamente y simboliza al buey que presenció el nacimiento del Niño Jesús.

 

Primer Pastor: Guía y Jefe de su grupo. Ocupa el primer lugar en la fila de Pastores; ocupar este sitial requiere mérito debiendo conocer todas las figuras del baile.
Primera Pastorcilla: Las pastorcillas son hombres vestidos de mujer; llevan en sus manos una maraca con la que bailan escoltadas por los pastores. La primera pastorcilla guía y conduce a su grupo obteniendo ese rango por mérito y conocimiento de las figuras.
Pastores: Cada uno de los hombres ataviados con sombreros gajillos y cinturón de múltiples colores. Bailán siguiendo las indicaciones del Primer Pastor.
El Viejo y La Vieja: Representan a dos personas de mayor edad. Se ubican al final de las filas de pastores y pastorcillas respectivamente. Ambos son la parte jocosa de la manifestación.

 

 

El Titirijí: Personaje desaparecido y reincorporado. Representa un ave de hábitos nocturnos. El ovejo y el titirijí se colocan detrás del viejo y la vieja para luego bailar libremente.

El Ovejo: Personaje que representa al blanco cordero del señor. Es una persona vestida de blanco

 

.

Entre los elementos se encuentran:

La Estrella: De seis puntas o mejor conocida como Estrella de David tridimensional. Hecha con listones delgados y forrada con papel celofán. Llevaba anteriormente una vela encendida. Símbolo de la Estrella de Belén.

El Niño Jesús: Personaje principal, protagonista de la celebración, se le dedican versos, resos y pagos de promesas.

El Altar Mayor de la Iglesia: Donde se realiza la aparición del ángel y el diálogo con los pastores.

El Nacimiento: A la salida de la iglesia los pastores se dirigen para realizar el baile y pago de promesa frente al mismo.

La Música: Interpretada al son de cuatro, furruco, macanilla, charrasca y tambora generan la energia a través del canto y así mantener la jornada del baile.

El Gajillo: Instrumento de percusión compañía inseparable de cada pastor. La ejecución del baile es acompañada por el golpe que dan al suelo con el gajillo.

La Maraca: Instrumento de percusión que cada pastorcilla lleva en su mano izquierda y el ritmo con que la ejecutan van en armonía con su paso.

Descripción de Vestuario empleado por los Pastores en el desarrollo de la celebración:

El Ángel: La niña viste una doble túnica con dos alas a su costado.

Los Pastores: En la actualidad los blue jeans están presentes en ellos y la franela con el emblema de la agrupación. Anteriormente bailaban vestidos de blanco. Llevan un sombrero de copa forrado con papel de colores vistosos y adornados con tiras de diversos colores, en su mano derecha un gajillo de igual vistosidad y colorido al que le cuelgan cascabeles y chapas. Completa el atuendo un cinturón hecho con tiras de colores.

Las Pastorcillas: Llevan un conjunto donde la falda y el borde de la camisa combinan en sus colores. Su sombrero es de menor tamaño, forrado en papel vistoso al que le cuelgan crinejas de cada lado. Calzan alpargatas y se acompañan con una maraca.

EL Cachero: Viste del mismo modo de los Pastores, siendo anteriormente su sombrero más alto y llamativo, actualmente es de menor tamaño. Lleva unos cachos de res adornados con tiras multicolores y otros accesorios.

El Viejo y La Vieja: Visten como personas mayores. El viejo lleva un gajillo pequeño y la vieja cartera y bastón.

El Ovejo: Viste de Blanco; lleva en sus manos una pandereta.

El Titirijí: Vestido de blanco; lleva una especie de cresta roja y pico y un par de platillos que suena al compás de la música.

Fuente Bibliográfica:
“Serie Alma y Bailes de Carabobo”. Baile de Los Pastores, Origen y Vigencia. Vol. 1 Fondo de Publicaciones de la Secretaria de Educación. Valencia, Edo. Carabobo.